En Armeria Eskola reivindicamos nuestro marcado carácter eibarrés como seña de identidad. Frente a cualquier planteamiento uniformador, nuestra marca EIBAR, nuestro lema por excelencia “Ondo Egindako Lana”, resume perfectamente cuál es el papel que representa Armeria Eskola.

Reconocidos con los mayores galardones (Corbata de Alfonso X El Sabio, Medalla de Oro de Gipuzkoa, Lan Onari,…) sentimos con orgullo nuestra trayectoria de más de 100 años al servicio de la sociedad eibarresa y su entorno así como el papel que nuestros alumnos y alumnas han desempeñado y desempeñan como agentes transformadores de la realidad económica y social. Valga como mejor ejemplo el hecho de que dicho alumnado ha concluido en más de 400 nuevos empresarios/as.

Ofrecemos nuestros servicios bajo estándares de calidad internacionales, manteniendo una oferta permanentemente actualizada y ambiciosa, apostando por una Formación Profesional de calidad, libre de complejos y estigmas, adaptada a las verdaderas necesidades de nuestro tejido industrial como principal manifestación de nuestra clara vocación de servicio público.

Nuestro quehacer se asienta sobre el concepto del “trabajo bien hecho” sin ambigüedades, apostando por el esfuerzo permanente, el compromiso con la sociedad, la rigurosidad en el cumplimiento de nuestro deber, la transparencia en nuestras actuaciones y la colaboración con otras instituciones para el mejor desarrollo de nuestra misión social.

La seriedad y el rigor en nuestras actuaciones, el compromiso y espíritu de servicio, la responsabilidad para con nuestra misión y la disciplina en nuestro desempeño, son valores que marcan y nos diferencian. Las personas que conformamos Armeria Eskola (personal de administración, profesorado, alumnado…) somos conscientes de que el futuro pasa obligatoriamente por la cultura del Esfuerzo, el Trabajo y Decencia, sin atajos ni artimañas. “No hay herencia sin esfuerzo”. Es un trabajo compartido en Armeria Eskola y, por ende, en la propia ciudad de Eibar y entorno que tanto se ha caracterizado por unos valores que hoy son más necesarios si cabe.